martes, 14 de julio de 2009

Ruteando por el Camino de las Estrellas


El Camino de Santiago, también conocido como el Camino de las Estrellas. Foco inalterable de una tradición que se perpetúa a través de los siglos, y que atrae a cientos, miles de peregrinos que, sin renegar de las dificultades, de los innumerables peligros y de la incertidumbre de llegar o no con bien a Compostela, se lanzan al Camino -mejor dicho, a los Caminos- con la única compañía de una Fe, que, hemos de suponer -aquellos que no lo hemos hecho todavía-, en la mayoría de los casos se transmuta en Conocimiento.

Hablamos, pues, de un viaje goético, o mágico como pocos, en el que lo anecdótico -transmutado en la alquimia de las percepciones- se convierte en elemento Clave y éste, a su vez, en Respuesta. Porque el hombre, racional pero eminentemente animal en el fondo, es un eterno buscador de respuestas para tantas y tantas preguntas que se plantea a lo largo de su efímera existencia.

Quizás sea este el axioma principal que se ha mantenido inalterable y que une al peregrino desde tiempo inmemorial, sin importar para nada el lugar de procedencia, ni tampoco los caminos utilizados. Porque en el fondo, yo creo que la única realidad estriba en saber que, se venga de donde se venga, la Respuesta siempre es el Camino.

Bajo ésta perspectiva, propongo recorre parte de una de las muchas rutas; aquélla que, aún reciente y en términos de gourmet -por el tema del paladeo- se desarrolla con los siguientes platos que, espero, os resulten exquisitos:


Etapa I

- Caesar Augusta

Etapa II


- Santa Cruz de la Serós: Iglesia de Santa María y ermita de San Caprasio.

- Monasterio de San Juan de la Peña.

- De pasada por Tiermas.

- Monasterio de Leyre.

- Javier.

Etapa III

- Santa María de Eunate.

- Puente la Reina: Iglesia del Crucifijo, Iglesia de Santiago, Puente de los Peregrinos.

- Estella.

- Monasterio de Irache: Fuente del Vino.

- Torres del Río: Iglesia del Santo Sepulcro.

Bienvenidos, pues, a mi pequeña Ruta del Camino de las Estrellas.