domingo, 29 de marzo de 2009

sábado, 28 de marzo de 2009

domingo, 15 de marzo de 2009

miércoles, 4 de marzo de 2009

San Baudelio de Berlanga

La cuenta atrás ha comenzado, y a pesar de los numerosos avatares en la preparación y puesta en marcha, la próxima edición de Las Edades del Hombre se llevará a cabo el día 12 de mayo, y en el acto de apertura que se celebrará en la concatedral de San Pedro, se comenta la asistencia de Su Alteza Real, la Reina Dª Sofía.
Dado que, junto con la mencionada concatedral y la ermita de San Miguel de Gormaz, la ermita mozárabe de San Baudelio de Berlanga completa las sedes de tan apasionante exposición, no he podido evitar la tentación de incluir ésta breve, aunque espero que ilustrativa entrada.
Toda una joya de la que disfrutar en medio de un acontecimiento que por su interés cultural ha venido despertando una auténtica pasión, a juzgar por el número de visitantes recibidos en las sucesivas ediciones del certamen.
A disfrutar, pues, de Las Edades del Hombre en una provincia emblemática, como es Soria, y de paso, saborear uno de esos lugares -humildes en apariencia, pero maravillosos en conjunto- que siempre dejan huella y un inolvidable recuerdo: San Baudelio de Berlanga.

martes, 3 de marzo de 2009

Leyendas de San Bartolomé

Un año más, la festividad más popular de las coincidentes con el solsticio de verano -San Juan Bautista- comienza a rondar por las mentes de los romeros, sugiriendo una noche de magia y tradición, de hogueras, leyendas y ritos ancestrales.
Aunque están terminantemente prohibidas las hogueras, dado que se trata de un Parque Natural, en el entorno del Cañón del Río Lobos, y es de suponer que alrededor de la emblemática ermita de San Bartolomé, se reunirá un número considerable de personas que, vean o no los fantasmas de los caballeros templarios que vivieron y murieron en el lugar, o escuchen o no los cascos de sus fantasmales cabalgaduras -como comenta Eric, el guía de la ermita- seguro que disfrutan de una noche mágica con auténtico sabor a Tradición.
Y si las nubes lo permiten, percibirán la magia astral en todo su esplendor: la visión, perfecta en la bóveda celeste, de la Osa Mayor, colgada por encima de la ermita de San Bartolomé como un celoso guardián.
Una sugerencia, pues, para preparar una inolvidable Noche de San Juan: el Cañón del Río Lobos y la ermita de San Bartolomé.