martes, 3 de marzo de 2009

Leyendas de San Bartolomé

Un año más, la festividad más popular de las coincidentes con el solsticio de verano -San Juan Bautista- comienza a rondar por las mentes de los romeros, sugiriendo una noche de magia y tradición, de hogueras, leyendas y ritos ancestrales.
Aunque están terminantemente prohibidas las hogueras, dado que se trata de un Parque Natural, en el entorno del Cañón del Río Lobos, y es de suponer que alrededor de la emblemática ermita de San Bartolomé, se reunirá un número considerable de personas que, vean o no los fantasmas de los caballeros templarios que vivieron y murieron en el lugar, o escuchen o no los cascos de sus fantasmales cabalgaduras -como comenta Eric, el guía de la ermita- seguro que disfrutan de una noche mágica con auténtico sabor a Tradición.
Y si las nubes lo permiten, percibirán la magia astral en todo su esplendor: la visión, perfecta en la bóveda celeste, de la Osa Mayor, colgada por encima de la ermita de San Bartolomé como un celoso guardián.
Una sugerencia, pues, para preparar una inolvidable Noche de San Juan: el Cañón del Río Lobos y la ermita de San Bartolomé.


video