martes, 3 de marzo de 2009

Leyendas de San Bartolomé

Un año más, la festividad más popular de las coincidentes con el solsticio de verano -San Juan Bautista- comienza a rondar por las mentes de los romeros, sugiriendo una noche de magia y tradición, de hogueras, leyendas y ritos ancestrales.
Aunque están terminantemente prohibidas las hogueras, dado que se trata de un Parque Natural, en el entorno del Cañón del Río Lobos, y es de suponer que alrededor de la emblemática ermita de San Bartolomé, se reunirá un número considerable de personas que, vean o no los fantasmas de los caballeros templarios que vivieron y murieron en el lugar, o escuchen o no los cascos de sus fantasmales cabalgaduras -como comenta Eric, el guía de la ermita- seguro que disfrutan de una noche mágica con auténtico sabor a Tradición.
Y si las nubes lo permiten, percibirán la magia astral en todo su esplendor: la visión, perfecta en la bóveda celeste, de la Osa Mayor, colgada por encima de la ermita de San Bartolomé como un celoso guardián.
Una sugerencia, pues, para preparar una inolvidable Noche de San Juan: el Cañón del Río Lobos y la ermita de San Bartolomé.


video

4 comentarios:

KALMA dijo...

Hola! Resulta tentador pasar la noche de San Juan durmiendo en los alrededores de San Bartolomé. Al lado del río Lobos, sus formaciones rocosas, el río … eso si que tiene que ser una noche mágica ¿Por qué la estrella de 5 puntas? Saludos.

juancar347 dijo...

Hola, Kalma. Te aseguro que impone, y desde luego es mágico. Lo malo fue que esa noche de San Juan se desató un verdadero infierno de agua. Tuve que volverme a Madrid sin apenas ver la carretera del agua que caía. Por poco atropello a un perro (un San Bernardo blanco que parecía un pony)...En fin, la mágia se rompió sobre la 1 de la madrugada.
La estrella de cinco puntas es una de las dos que se encuentran en la ermita de San Bartolomé. Ésta que se ve en el vídeo, concretamente, es la de la parte frontal. Da a la capilla del Santo Cristo de la Agonía. Es un efecto que pude captar con la cámara: su particularidad es que, en la ermita la estrella de 5 puntas está invertida y en el reflejo (que como ves es perfecto) se refleja; es decir, se ve con la punta hacia arriba. Curiosidades a añadir a un lugar tan misterioso....

KALMA dijo...

¡La aventura, es la aventura! Dentro de lo que cabe hay una cueva a mano. Me gustan las tormentas, aunque no los diluvios. Paseando por esos lares, también me paso algo raro, pero no es para contar en este foro.

juancar347 dijo...

Cierto, la aventura es la aventura. Pero eso no quita de que a veces la aventura pueda suponer un riesgo excesivo. La cueva tiene sus ventajas y también sus inconvenientes. El peligro está en que esa zona puede llegar a inundarse y quedarías aislado. Ya se desbordó en mayo. Tu experiencia, aunque me deja intrigado, ya me lo contarás si te apetece.