domingo, 30 de agosto de 2009

Viaje a las Merindades burgalesas

-

8 comentarios:

Baruk dijo...

Un gran vídeo para un buen recuerdo.

Eso de tener un "cameramem" entre nosotros no esta nada mal, no señor.

Abrazos varios

juancar347 dijo...

Imagínate si comienzo de peregrino y termino de director de cine en Hollywood...Pero lo importante es tu primer comentario: siempre un buen recuerdo. Un abrazo

KALMA dijo...

Hola! Si podías terminar de director de cine, sí, es una maravilla, aún sin saber si tiene música, es lo que tienen los ciber. Las Merindades, un sitio lleno de historia y cuya naturaleza es mágica. Un beso.

juancar347 dijo...

Hola, Kalma. No estaría mal, ¿verdad?. Tú que también me conoces, sabes lo que disfruto con una cámara en las manos. Sí tiene música. Esta vez le he puesto una canción muy conocida de Dire Straits: 'So far away'. Mándame un poquito de brisa marina en tu próximo comentario. Un abrazo

KALMA dijo...

Muy buena elección! Si hay sonido mágico es el del mar, me gusta escucharlo, si quieres, te hago una llamada mañanera o noctámbula y te pongo el canto del Mediterraneo, el olor, la brisa y además, tras de mí la sierra de Irta, refugio de Templarios, te llevo en mi pensamiento. Muchos abrazos

juancar347 dijo...

No estaría mal. En lugares así se inspiró Serrat. Y no me extraña, es un sonido más que relajante, mágico. Por cierto, ya puedes tomar buena nota de la sierra de Irta y su relación con el Temple. Ya me contarás. Abrazos

Alkaest dijo...

Muy evocadores los vídeos, quien ha visitado esos lugares ya no podrá olvidarlos. Tienen además una "magia" especial, cada vez que vuelves descubres un pequeño detalle, que se te había escapado en la visita anterior... ¿Será que los lugares responden a nuestro nivel de aprendizaje, intelectual y emocional, dándonos en cada ocasión lo que podemos percibir?

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Creo que sí. Suele ocurrirme muy a menudo, lo cuál es significativo porque ya vas adquiriendo alguna 'experiencia', que hay lugares a los que vuelves, una y otra vez, y siempre descubres algo nuevo. Por eso, hace mucho tiempo que dejé de creer en las casualidades. Y no te queda duda, Rafa, de que todos estos lugares que he tenido la oportunidad de visitar con vosotros, siempre me dejarán un grato, gratisimo recuerdo. Pero acuérdate de lo que te digo: estoy seguro de que cuando vuelva, porque pienso volver, en primer lugar porque me faltó visitar un lugar tan especial como Ojo Guareña, seguro que encuentro algo nuevo, algo no intuido en mi primera visita. Solo hay una Verdad, que es inmutable, y esa Verdad se muestra a retazos, como un gran Maestro que no comienza la segunda lección hasta estar seguro de que hemos aprendido la primera. Un abrazo