viernes, 13 de noviembre de 2009

Caprichos de Madrid


Lejos de los Caprichos de Goya, y también de la Leyenda Negra iniciada en tiempos de Felipe II, he aquí unos auténticos Caprichos que, no sin avatares, han sobrevivido a los deseos de privacidad de una duquesa; al tiempo, y sobre todo, a la barbarie de los hombres.

No se precisan más comentarios. Aunque en pequeña parte y de corta duración, han sido reunidos con el único fin de liberar algo del estrés que una ciudad como Madrid puede llegar a generar.

Y de paso, ¿no creéis que de vez en cuando nos podemos dar el Capricho de Soñar?.

4 comentarios:

KALMA dijo...

Hola peregrino, no dudes, siempre hay que darse el capricho de soñar, como diría aquel: "soñar es gratis" y en los sueños ¡Todo es posible! Buenas noches y sueña. Besos.

juancar347 dijo...

Claro, aunque a veces eso es un lujo. Por si acaso, recuerdo aquello que decía Don Francisco de Villegas, o sea, nuestro universal Quevedo: los sueños, sueños son. Por otra parte, no me cabe duda de que este es un lugar ideal para soñar. Un abrazo

pallaferro dijo...

He estado un tiempo "fuera de onda" y me había perdido ver el laberinto. Algún día, tal vez, lo recorreré... siempre me resultan enigmáticos y pienso que, en mi vida, estoy como "recorriendo" un laberinto propio.

Oye, y entre la cantidad de peces de colores que hay... no habría un cangrejo, por casualidad?

Un abrazo,

juancar347 dijo...

Bueno, no te creas, y piensas que a todos nos alcanza un poco el espiritu de Teseo y estamos inmersos en un auténtico laberinto. Un abrazo