lunes, 9 de noviembre de 2009

Cuento de Otoño 2: Enigmas, Búnkeres y Laberintos


{Él vídeo, y sobre todo el Laberinto que se muestra, se lo dedicó a una persona entrañable: a mi amigo Edouard. La narrativa, cuando los avatares del tiempo y la impaciencia sosieguen mis ideas, estará dedicada a todos mis amigos. Hasta entonces, un fuerte abrazo}



*******



-




4 comentarios:

pallaferro dijo...

Ostras, Juancar!

Laberinto principal, laberinto secundario... si el parque en sí es un laberinto y, encima, metido dentro de otro laberinto urbano...

Gracias por el detalle.

juancar347 dijo...

No te falta razón: el parque es un completo laberinto. En realidad, te encuentras laberintos a todo lo largo y ancho del camino. En mi opinión, la duquesa de Osuna se creó un pequeño Camino de Santiago: símbolos, ermita, laberinto, puentes, ocas (gansos), y por supuesto, como un remedo de la tumba del Apóstol, la tumba piramidal donde reposa un ermitaño. Más adelante, te mostraré el laberinto principal en directo. Un abrazo...¡y hasta Córdoba si Dios quiere!

KALMA dijo...

Nuestra ciudad, bohemia y gris, con sus pulmoncitos verdes, donde evadirse del ruido, del calor del asfalto. Si quieres, en alguna incursión, te acompaño, tengo ganas de tirar una foto a todos los reyes Godos que están en los jardines de Sabatini...
¡Me gusta peregrino "de ciudad"!

juancar347 dijo...

No cabe duda de que Madrid esconde lugares con magia y cierto encanto. No estaría mal una excursioncita por alguno de ellos. De hecho, te aseguro que entra en los planes de este peregrino. Un abrazo