lunes, 27 de diciembre de 2010

El Dolmen de San Martín de Montalbán

Se podría pasar pefectamente de largo sin verlo, si no fuera por la presencia del oportuno cartel que, situado estratégicamente en la cima del montículo, te indica que aquello que tienes delante de los ojos y que apenas se diferencia de otras agrupaciones rocosas que has ido dejando atrás por el camino en el transcurso de tu búsqueda, es el famoso dolmen -o complejo megalítico, como también lo denominan- situado en el término municipal de San Martín de Montalbán.
Un lugar aislado y solitario, desde luego, cuyo desvío se sitúa a dos o tres kilómetros de la referida población toledana, semejando, por su solitaria presencia, una insignificante islilla polinesia en mitad de un océano de cerros y sierras que, como olas bravías, se pierden hasta donde alcanza la vista.
Un lugar, así mismo, bien conocido por los cazadores que, durante éstas fechas y hasta febrero o marzo -motivo por el que se prohíbe el acceso al cercano castillo de Montalbán- son los únicos seres cuya presencia levanta despavorida la fauna del lugar, consistente, principalmente, en liebres y perdices. De hecho, cuando me adentré en el camino forestal, los contínuos estampidos de las escopetas hacían que las primeras cruzaran raudas por delante de mí en un sálvase quien pueda que, por cierto, me puso los pelos de punta. Sensación que no me abandonó durante todo mi recorrido, hasta no estar otra vez sentado al volante de mi coche, regresando por donde había venido.
Junto con la ermita visigoda de Santa María de Melque, y el mencionado castillo de Montalbán, este complejo megalítico forma parte de ese triángulo imaginario, pero no obstante mistérico, que se puede encontrar en la región y que, de alguna manera, vendría a confirmar -al menos en parte- ese peculiar interés que tenían los caballeros templarios por asentarse en lugares que denotaran una influencia cultual anterior.

video

6 comentarios:

Alkaest dijo...

¿Me ha parecido ver, entre las piedras del dolmen, algunas rocas esféricas? Hacia el minuto 1, más o menos, pero aunque he visionado el vídeo varias veces no consigo distinguir si son esféricas o es apreciación mía, ni tampoco puedo apreciar el tamaño.
Quizá no sea nada, pero ¿recuerdas lo que dice J. Eslava Galán sobre las piedras esféricas y los dolmenes?

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

En realidad, si he de ser sincero, te diré que no me había fijado. No obstante, revisando las fotos, sí que parece que se vea alguna roca esférica...Por otra parte, siento decepcionarte, magister, pero no he leído nada de Eslava Galán. ¿Serías tan amable de ponerse un poco al día?. Un abrazo

Esperanza Rodriguez Mora dijo...

Hola Juancar347, te escribo este comentario con algo de tristeza al poder comprobar que lo que viste no fue el dolmen. Soy de San Martin de Montalban y la verdad es q esta un poco comfuso lo del cartel, ayer precisamente fui a verlo y me paso lo q a ti, por mas q mire y mire pensabamos q el dolmen era lo q estaba debajo del famoso cartelito, pero no es asi. Hay una pequeña vereda con piedras, tienes q bajar y a unos 200 m esta el famoso dolmen. La verdad es q esta muy mal indicado y da lugar a confusion. En el pueblo tambien hay unas tumbas antropomorficas y un puente romano llamado "Puente Canasta". A las tumbas no he ido, pero al puent fui un dia, tambien estaba muy confuso y no lo vimos,segun se ve hay q cruzar el rio Torcón, esta muy mal indicado.
Siento mucho q t llevaras una desilusion con nuestro pueblo, pero solo queria aclarart q el dolmen no es lo q vist, la verdad es q no es gran cosa pero no me quedaria tranquila al ver q gent q viene a nuestro pueblo se lleve una mala imagen. Espero q despues d todo, t queden ganas para venir otro dia y poder disfrutar d "nuestro famoso Dolmen".
P.D: La gente del pueblo dice q hay mas dolmen por la zona, la verdad es q es un sitio con cierto encanto....

juancar347 dijo...

Hola, Esperanza. En primer lugar, te agradezco y mucho, tu comentario, así como la información que das. Información que, dicho sea de paso, me interesa y mucho, Me gustaría, si es posible, saber si puedo contactar contigo o con alguna persona del pueblo para que me indique y poder visitar esos otros dólmenes y el puente que mencionas. Por otro lado, no debes de entristecerte, pues aunque es fácil equivocarse con este dolmen en cuestión, en mi entrada verás que no comento nada de San Martín. En realidad, y ahí pido perdón, no visité el pueblo, aunque no descarto hacerlo en un futuro y sacar, no dudo, un excelente reportaje. Espero tus noticias. Por si acaso, mi correo es juancar347@gmail.com Muchas gracias y un afectuoso saludo

Anónimo dijo...

A mi me pasó el otro día. Me fui sin ver el dolmen. Llegué hasta el cartel acompañado de mis hijos y nos fuimos. Luego ellos sí regresaron al verdadero dolmen y me enseñaron las fotos

juancar347 dijo...

Estimado amigo/a: lamento que tampoco tuviera ocasión de ver el auténtico dolmen, aunque espero que coincidirá conmigo en que las indicaciones precisamente no ayudan mucho. Vd. al menos lo ha visto, porque yo no he tenido ocasión de volver. La vez que estuve, tampoco era el mejor momento para adentrarse mucho más por allí, pues era temporada de caza y no sólo las liebres saltaban a uno y otro lado de los caminillos, sino que los tiros también. Sepa que es un tema que todavía tengo pendiente, y en cuanto se me presente la ocasión, espero resarcirme a gusto.
Saludos cordiales,