miércoles, 9 de febrero de 2011

La Huerta de Malvís


Erase de un marinero
que hizo un jardín junto al mar,
y se metió a jardinero.
Estaba el jardín en flor,
y el marinero se fue
por esos mares de Dios...
[Antonio Machado: Parábolas]
No puedo evitar recordar, cuando pienso en mi estimado amigo Malvís y su huerta, en estos significativos versos de Antonio Machado, a los que también puso música un por entonces jovencísimo Joan Manuel Serrat, los cuales hacen referencia a esa alma marinera que en el fondo todos poseemos, y a esa infinita mar, que es la vida, en la que nos embarcamos, desde el mismo momento de nacer, sacando el pasaje hacia esos Mundos de Dios.
Así conocí a éste jovial marinero majinense, por esos Mundos de Dios, en los que nos hicieron coincidir invisibles vientos y corrientes, y donde, por obra y gracia de un interés común, quedaron sellados unos lazos que, como ese cordón de plata que las tradiciones budistas aseveran que une cuerpo y espíritu, en este caso bien se podría decir que sirvieron para amarrar un pequeño cofrecito, en el que cabe, sin embargo, el mayor de los tesoros: la Amistad.
Hace tiempo que tenía que haber hecho esta entrada, también es cierto, pero como se suele decir, nunca es tarde si la dicha es buena. Además, tengo la sensación de que el blog estaría incompleto. Y como me apetecía hacerla, pues ahí va...Sólo una cosa más: el refranero popular asegura que los ojos son el espejo del alma; yo iría un poco más allá y diría: dime cómo es el huerto de un hombre, y te diré qué clase de persona es.
¡Va por usía, don Manué!

video

12 comentarios:

Malvís dijo...

La Mojonera.Antiquísmo lugar que secularmente perteneció a la familia de la que recogí su testigo y que siempre marcó hitos de separación entre pueblos vecinos, gentes y sentimientos, hoy convertido en lugar sacro.
Presidida por el Aznaitín generoso que riega sus olivares hasta innundarlos, al tiempo que la ampara en su regazo de dinosaurio pétrero, es mi Fraga imaginaria, el sitio de mi arraigo y pertenencia original. Es el vergel, el jardín de este marinero accidental que, por mucho tiempo, evocó entre las piedras lunares de sus Cerrillos los espíritus de seres queridos que no volverán, pero que a partir de ahora, ha vuelto a florecer con esperanza renovada merced al abonado inmerecido de vuestra amistad.
Siempre será un lugar para la ensoñación, la reunión y punto de encuentro para abrazos por la distancia contenidos.
Gracias por la belleza de tu entrada y por el amor del que permitiste dejar empapar tu espíritu con la visita a ese lugar que ya, es tan tuyo como mío.

Un fuerte abrazo

juancar347 dijo...

Por supuesto, que ya hablamos de un terruño que ocupa un rinconcito especial en el corazón. Y como la entrada era para atraparte, te cojo la palabra pues, como recordarás, fui el único que no mangó hortalizas, je, je...En serio, fue un auténtico placer compartir contigo esos momentos y desde luego, desde entonces, la Fraga tiene un significado muy especial. Un abrazo

Alkaest dijo...

Servidor tampoco "rapiñó" hortalizas, para eso estaba mi compañera de aventuras, y bien que se sirvió... Con gran regocijo y ayuda del generoso dueño, quien, todo hay que decirlo, gozaba regalando los frutos de la tierra, tanto como quien los recibía.
Algún día, también aportaré mi granito de arena, para cantar las bondades de la generosa Madre Tierra, incluso en estos "pequeños" paraísos familiares.

En el fondo de nuestro corazón, todos somos un poco cazadores y agricultores.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Sí, sí...yo no digo ná, que luego tó se sabe. Pero, parafraseando a los hijos de la Gran Bretaña (en el buen sentido, entiéndase) sólo puedo decir que Big brother is watching you! Que las fotos cantan. Ahora bien, te libras por la Madre Tierra, porque ante tanta belleza y tanta bondad, ¿quién podría resistirse?. Un abrazo, y que conste que no probé la ensalada, seguro que bien regadita con excepcional aceite de Mágina.

KALMA dijo...

Hola! Aunque tú entrada es bella, lo más bello es el hombre del que hablas, una persona, que como le gusta tanto las piedras, el románico... la calificaré de ¡Preciosa!
Y he de confesar que de haber estado en el paraiso de los tomates no podría haber evitado comer alguno, si hay fruto jugoso es un tomate recién cogido de la mata.
Besotes!

juancar347 dijo...

Sí, sí, bruja, tú dale coba, que ya verás después: no le aguanta ni el anís ni el mono, je, je...Ahora, con lo que sí estoy contigo es con lo del tomate recién cogido y con ese gusto (que yo no sé de dónde lo habrá sacado) por las piedras. Y si son románicas, mejor que mejor.
Un abrazo

Alkaest dijo...

Afortunadamente, las piedras no pueden cultivarse y los tomates sí, porque si no, el muy fanático sembraría piedras a ver si salían capiteles y otras virguerías románicas...
Y a ver quien es el guapo que hace ensalada con las piedras, yo lo más que he conseguido hacer es una brecha en mi cabeza...

Nota culinaria. Tomates y demás estaban rebuenos, pero lo que aconsejo son "las guindillas de la Mojonera, que pican de aquella manera..." Y además tienen una virtud, la sorpresa, pues cual si estuviesen injertadas en "pimientos de Padrón", unas pican y otras no.

Salud y fraternidad.

juancar347 dijo...

Ea, palabras de Magister, acólitus no decir ni mú, que luego tó se sabe. Piedras ya he catao unas cuantas; ahora bien tomates, lo que se dice tomastes de la huerta del malvís.....

Baruk dijo...

Ahora, tras ver este video, leer tus palabras y ojear comentarios, recuerdo esos bonitos momentos y redescubro la suerte que he tenido, de haberlos podido compartir, con gente como vosotros.

Es un bonito homenaje Juancar, al huerto, al compañerismo y sobretodo al amigo.

Besos

juancar347 dijo...

En realidad, Barukiña, era algo que tenía que haber hecho hace tiempo, pero ya ves, las cosas se acumulan y cuando menos te lo esperas luce una bombilla, que de alguna forma te indica lo ingrato que has sido. Pero sí que se puede decir que conservamos muy buenos recuerdos. Un abrazo

missis b. dijo...

Hola Juancar, como siempre tus escritos me emocionan,os tengo un poco abandonados pero he estado unos dias en la Fraga y no he podido leerlo antes yo tambien os recuerdo con cariño,si quieres venir para las cerezas ya sabes la casa familiar esta esperando.besitos

juancar347 dijo...

Hola, MissisB, como sigas tentándome con las cerezas, seguro que al final cojo carretera y manta eh voilá! A la Fraga que me voy. Claro que si fueran cerezas con licor....excepto anís del mono, que ese lo tomo ocasionalmente y a palo seco. En serio, un placer tenerte por aquí. Como buena peregrina que eres, ya sabes tú también donde tienes tu albergue. Un abrazo