jueves, 4 de septiembre de 2014

Baños de Cerrato: la fuente milagrosa del rey Recesvinto


Otra pequeña joya de ese mundo perdido de los visigodos en la provincia de Palencia, la encontramos apenas a una distancia insignificante, que no supera la cincuentena de metros del solar donde se alza la iglesia de San Juan: la fuente milagrosa del rey Recesvinto. Separada de ésta, por la carretera general que atraviesa la población, la fuente forma parte, en la actualidad, de un pequeño parque, cuyos extremos, desiguales, se ven coronados en sus extremos por un edificio de antigua solera y un restaurante que posiblemente posea unas merecidas estrellas de calidad.
 
De la fuente, situada en lo más bajo del montículo, cuanta la tradición, cuando no la leyenda, que en sus fértiles aguas, este rey godo, Recesvinto, encontró alivio para el reumatismo del que adolecía, hecho considerado como milagroso en la época en cuestión -no muchos años antes de que los agarenos comandados por Tarik, invadieran la Península-, y posiblemente derivado de tal suceso, se decidiera levantar en sus proximidades la basílica de San Juan, que ya tuvimos oportunidad de ver en la entrada anterior.
 
En la actualidad, bien visible en la fuente, hay un cartel que especifica que sus aguas no son potables. Ahora bien, hay gente que, como la guía de la basílica, que afirman beber frecuentemente de cualquiera de sus tres caños y sentirse fenomenalmente. Compuesta de tres arcos, aunque más antigua, apenas difiere, en cuanto a su diseño, de otras fuentes similares, aunque de periodos posteriores -como el románico-, que todavía, con un poco suerte, pueden encontrarse en algunos lugares de la geografía hispana, como Fuentelisendo, en la provincia de Burgos o, yendo un poco más allá, a esas lejanas tierras de pastoreo y misterio que componen Extremadura, la que hay, no hace muchos años restaurada, en Tejeda de Tiétar, provincia de Cáceres, y algunas otras, dentro del mismo término pero en fincas privadas, que responden a nombres sugestivos como fuente de la paloma y fuente de la oca.
 
Y un pequeño dato más a tener en cuenta: en cualquiera de ellas, no es difícil hallar parte de esa antiquísima tradición, que todavía subsiste en numerosos lugares, relativa a las ninfas y a las donas del agua, que tantos y simbólicos relatos ha dejado recopilados en el mundo de las leyendas.

video

2 comentarios:

KALMA dijo...

Hola! Que sitio más curioso, agua limpia que corre por los tres caños libre y abundante.
Qué fuente más bonita, de origen visigodo, lo de que el agua no es potable... Seguro que la señora que bebe de ella vive más de 100 años.
Un beso.

juancar347 dijo...

Hola, bruja. La verdad es que daba gusto ver correr el agua por los tres caños, sobre todo por uno de ellos, que era un pequeño torrente. Tan fresca, tan cristalina, con tan buena presencia...La guía de la basílica era una persona joven, pero nada indica que no pueda llegar a alcanzar una edad longeva. Al menos, no será por el agua, puesto que lleva años bebiéndola, según dijo. Un abrazo